En el marco interno de una empresa muchas veces se emplean procesos de comunicación en una sola dirección por los departamentos de recursos humanos. Es por ello que debemos utilizar herramientas y técnicas para que la organización logre posicionar y activar una idea diferente dentro de sus colaboradores.

Según Carlos Fernández de Collado, autor y escritor de varios libros en torno al tema de la comunicación organizacional/interna, existen 4 grandes necesidades de los colaboradores en torno a la comunicación que se genera en un entorno interno dentro de su empresa.

 

La necesidad de información (conocer lo que pasa en el día a día, con el proceso operativo y las decisiones)

La necesidad de identidad (saber los valores y objetivos de la empresa y sentirse alineado a ellos)

La necesidad de integridad (identificar la posición de “uno” en torno a la empresa, con sus procesos y tareas)

La necesidad de la imagen (formular una percepción en torno a la marca o empresa, y sentirse conforme con ella).

 

De este modo existen algunas formas simples pero efectivas de como utilizar el email como herramienta de comunicación y mercadotecnia interna:

 

Como un retroalimentador de las noticias más importantes: para responder a las necesidades de información, puedes emitir un pequeño comunicado con lo más importante del día o semana.

Como un activador de sentimientos y emociones: para responder a las necesidades de identidad, puedes estructurar un correo con alguna historia interesante o inspiradora de la empresa (storytelling) que eleve el “sentir” de tus colaboradores.

Como un recordatorio de los documentos y enlaces importantes: para responder a las necesidades de integridad, un correo informativo servirá para tener a la mano y guardar como importante los workflows, documentos o procesos importantes de la empresa.

Como un conductor de opiniones: para responder a las necesidades de imagen, una campaña interactiva por correo puede ayudarte a recopilar opiniones generales, utilizando el correo como un nodo hacía una encuesta en línea.

 

Así, podemos utilizar el email como una buena herramienta más allá del uso tradicional, y lo que es mejor, es que poco a poco la marca de la empresa podrá irse posicionando entre los colaboradores como un ente abierto a la comunicación.

 

Paula Cruz
Intern Before Communication